Documento de Compromiso Aprendiz

El Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) es una institución académica que brinda formación profesional en un montón de ramas del conocimiento.

La inmensa popularidad y el prestigio del SENA se deben a que sus estudiantes tienen altas oportunidades de, una vez graduados, ingresar al sistema laboral. Esto es, en parte, gracias a la calidad de sus egresados y a los distintos convenios de la institución con las empresas del país.

Entre los requisitos para ser estudiante del SENA se encuentra el Documento de Compromiso Aprendiz. Este debe ser entregado, debidamente llenado y firmado, junto al resto de papeles necesarios para formalizar la inscripción.

Vamos a detallar cuál es la importancia del Documento de Compromiso Aprendiz y por qué es necesario leerlo y entenderlo perfectamente.

¿Qué es el Acta de Compromiso Aprendiz SENA?

El Acta de Compromiso Aprendiz SENA es un documento de carácter oficial, cuya función es informar al aspirante a aprendiz de toda la reglamentación a la que tendrá que apegarse en caso de que llegue a formar parte de alguno de los programas educativos del SENA.

Es una especie de carta donde se resumen las diferentes normas de convivencia que rigen a todos los centros educativos adscritos al SENA. Su objetivo es que todos los estudiantes manejen los mismos códigos morales, resaltando valores como el respeto y la inclusión.

En el Acta de Compromiso Aprendiz SENA también se deja saber cuál es la normativa con respecto a otros temas, como por ejemplo el uniforme, la imagen personal, el uso del material educativo, entre otros.

¿Para qué sirve el Documento de Compromiso SENA?

La finalidad del SENA es formar profesionales que ocupen puestos importantes en todos los sectores del país y también fuera de Colombia.

En este sentido, la institución busca asegurarse de que sus aprendices manejen códigos morales y éticos que estén acordes a las labores que desempeñarán como profesionales.

El Documento de Compromiso SENA es el medio para comunicarles a los aspirantes a aprendices el trato y la conducta que se espera de ellos. Mediante esta carta, los aspirantes se comprometen a cumplir con sus disposiciones y quedan advertidos de que, de llegar a violarlas, serán evaluados y penalizados.

Cómo llenar el Documento de Compromiso Aprendiz

La institución educativa a la que estés aspirando entrar te va a proveer del formato del Acta de Compromiso SENA.

Recuerda que este documento debe ser entregado en físico junto al resto de los requisitos el día que estés formalizando la inscripción.

Es tan sencillo como que en la parte superior, después de la palabra “Yo”, escribas tu nombre completo. Luego tendrás que indicar el número de identificación que corresponda a tu cédula de ciudadanía, tarjeta de identidad o algún otro documento de identificación. Posteriormente, escribe el nombre del programa de formación en el siguiente espacio en blanco.

En la próxima sección te vas a encontrar con 15 normas, que son las que se espera que cumplas y que tienes que leer detalladamente para entenderlas.

Al final de la página, encontrarás una sección donde deberás estampar tu firma y otra donde tienes que escribir la fecha en la que estás entregando el documento.

¿Cuáles son las normas más importantes del Documento de Compromiso Aprendiz SENA?

Dentro los puntos desplegados en este documento, hay uno bastante interesante, donde los aprendices se comprometen a “Respetar la diversidad de género, edad, etnia, credo, religión, ideología, procedencia y ocupación, de todos los integrantes de la comunidad educativa, manteniendo un trato cordial”.

Con esto, lo que se busca es que ninguna persona sea víctima de discriminación basada en su orientación sexual, creencias o raíces. Este es un aspecto vital dentro la institución, y uno que las autoridades se preocupan mucho por hacer cumplir.

Por otra parte, la normativa número 8 compromete a los estudiantes a “Cuidar las instalaciones, equipos, muebles y todos los elementos de propiedad de la Entidad, así como asumir y compartir la responsabilidad en caso de pérdida o daño de los mismos y de los materiales de trabajo que se requieren para el aprendizaje”.

De esta manera, cada estudiante debe preocuparse por mantener la integridad de cada uno de los activos de la institución. Y en caso de que algún objeto sea dañado por mal uso o negligencia, el aprendiz está obligado a hacerse cargo de su reparación o reposición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.